ALGUNAS REFLEXIONES IMPRESCINDIBLES, PARA DEJAR DE TENER DUDAS ACERCA DE VOX Y ACABAR TENIENDO LA CERTEZA DE QUE ES UN FRAUDE, UNA GRAN ESTAFA.

El martes pasado acudí a una entrevista con la televisión vasca, con ETB, que se emitirá dentro de un par de semanas.

Entre quienes me conocen y me tienen afecto, cuando les conté que iba a ser entrevistado por la televisión vasca, hubo dos tipos de actitudes: los que consideraban que yo tengo mucho que contar, y que era muy importante que lo hiciera; y los que consideraban que era un error hacerlo y que, en estos momentos por los que estamos pasando España y los españoles, era mejor callar.

Quien lea estas líneas supongo que no le extrañará si afirmo que la televisión vasca quería preguntarme sobre VOX; me preguntaron sobre mi andadura en VOX, de casi tres años, me preguntaron de cuánto yo sé de su funcionamiento interno, ya que he sido vicepresidente de VOX en la provincia de Badajoz (aunque presidente de facto), me preguntaron acerca de la financiación de VOX, me pidieron que contara lo que yo sé acerca de quiénes financiaron a VOX cuando su fundación y de quiénes lo financian en la actualidad. De todo ello he escrito y hablado en los últimos meses hasta el hartazgo…

También me preguntaron acerca de las “amistades peligrosas” de VOX, o mejor dicho, de los dirigentes de VOX, y acerca de sus orígenes. También hablé con la televisión vasca de cuáles son los objetivos de VOX (de sus dirigentes, claro), sobre las posibilidades reales que VOX tiene, a mi entender, de entrar en las instituciones, de conseguir representación en el Congreso de los Diputados, en los parlamentos regionales, en los ayuntamientos, y de qué actitud pueden acabar adoptando sus cargos electos.

Por supuesto, me preguntaron sobre qué sé yo del número real de afiliados de VOX y si están inflando las cifras. Supongo que quienes lean estas líneas, sabrán que he denunciado en múltiples ocasiones que Santiago Abascal y compañía mienten constantemente acerca del número real de afiliados de VOX, así como de cuántos son sus cotizantes, quienes pagan cuotas.

Al hablar de “amistades peligrosas”, mi interlocutora se centró en la financiación inicial de VOX por parte de iraníes, lo cual fue claramente manifestado en varias ocasiones por parte de Alejo Vidal Cuadras, primer presidente y fundador de VOX, en diversas entrevistas y comparecencias ante los medios de información; antes de que Santiago Abascal, Iván Espinosa de los Monteros, Enrique Cabanas, etc. dieran un “golpe de mano” y se hicieran con las riendas, y procedieran a acomodar los estatutos a sus antojos e intereses, para así perpetuarse en la dirección de VOX.

También hablamos de la conexión, probada, de VOX, especialmente de Iván Espinosa de los Monteros y Santiago Abascal, con la organización secreta, paramilitar, de nombre el Yunque, entre cuyos principales dirigentes está Ignacio Arsuaga Rato, presidente a su vez de la organización “hazteoír”. Está probada la asistencia de Santiago Abascal como ponente, conferenciante, a eventos de “hazteoír”, así como la pertenencia de muchos de los dirigentes de VOX a la misma organización, como es el caso del “responsable” de “cañas por España”, sección juvenil de VOX. Para quienes no lo sepan, hay sentencias de los tribunales españoles reconociendo la existencia del Yunque y de la tapadera de “hazteoír”, y también un dossier de la Conferencia Episcopal de la Iglesia Española, y de algunos obispos y arzobispos, denunciando la infiltración del Yunque en la Iglesia Católica y advirtiendo de su incompatibilidad con el mensaje evangélico y la doctrina social de la Iglesia.

Igualmente, salió a colación la financiación actual de VOX, teniendo en cuenta su escaso número de afiliados, las pequeñas cantidades que sus cuotas aportan, y las enormes cantidades de dinero que sus dirigentes gastan en los diversos pleitos que se están llevando a cabo contra los separatistas catalanes, aparte de los fabulosos sueldos del grupo de oligarcas y caciques que dirigen VOX. Evidentemente, hablé de que en todas las asambleas naciones a las que he tenido oportunidad de asistir, se habló por el Comité Nacional de VOX de que la mayor parte del dinero que manejan, son aportaciones externas, donaciones de gente afín al partido, tanto residentes en España como del extranjero, y de algunos afiliados o simpatizantes especialmente generosos,… Ni que decir tiene que en todas las ocasiones se insinuó que muchos donantes son personas ligadas al IBEX-35 que, prefieren permanecer en el anonimato, para evitar sufrir represalias de las diversas administraciones cuando intenten participar en algún concurso público, para contratar la provisión de bienes y servicios a alguna de las administraciones, o la construcción de obra pública…

Como es de suponer, también salió a relucir la conexión de VOX con el lobby judío, y particularmente a través de Rafael Bardají, incorporado a principios de año al Comité Ejecutivo Nacional, y de los dineros que el mencionado lobby aporta a VOX. Tampoco olvidé hablar de la buena relación que Bardají tiene con Steve Bannon (principal responsable de la campaña electoral de Donald Trump y de su éxito).

Se me preguntó que  si VOX es un partido de la “extrema derecha”, y yo contesté que no, que ideológicamente se podría calificar de “derecha”, pero que en nada guarda relación con grupos neonazis o neofascistas. Naturalmente, hablé de que VOX, en mi opinión, puede robarle votos al PP o Ciudadanos, pero no al PSOE o “podemos”, y digo esto, porque el partido de Marine Le Pen, por ejemplo, consigue votos de antiguos votantes de la izquierda, e incluso de los comunistas, cosa impensable en España.

Me insistieron mucho en la idea de si, tal como yo he afirmado en múltiples ocasiones, VOX es una estafa piramidal, y por supuesto, volví a reiterarlo. Entre otras cosas llamé la atención de que la cuenta en la que se ingresan las cuotas de los afiliados, “casualmente”, está a nombre de Iván Espinosa de los Monteros y de Simón, hijo del iv marqués de Valtierra, esposo de Rocío Monasterio y primer secretario nacional con Abascal, antes de ser aupado a la secretaría general Javier Ortega Smith.

También destaqué que la actual organización del partido impide que la gente de una provincia sepa lo que ocurre en la de al lado, y en el resto de España, así como que quienes forman parte de VOX, también ignoran el número de afiliados, cotizantes, aportaciones dinerarias, etc. y que toda esa información solo está al alcance de los presidentes provinciales, obviamente hombres de confianza de Abascal y compañía.

Tampoco olvidé mencionar cómo fue el proceso electoral en la provincia de Badajoz, para elegir el Comité Ejecutivo Provincial, una vez alcanzada la cifra de 50 afiliados (tal cual se hizo en 34 provincias más, a principios del verano). En Badajoz (como en muchos más lugares, tal como he sabido en los últimos meses) se produjo un pucherazo, totalmente descarado, para de ese modo asegurarse Santiago Abascal y su grupo de oligarcas y caciques que, saliera elegido el hasta entonces presidente interino. Tampoco olvidé contar a la persona que me entrevistó que, dado que yo presenté una candidatura alternativa, se me negó el acceso al censo (nunca supe cuánta gente tenía derecho al voto, ni qué número de votos se necesitaba para ganar la elección), y tampoco se me permitió hacer llegar mi proyecto de gestión a los afiliados de la provincia de Badajoz, también se me ordenó que dejara de hacer campaña al segundo día de iniciada la misma, con apercibimiento de expediente disciplinario y posible expulsión del partido; y… faltando dos o tres días para finalizar el periodo de votaciones, el candidato “oficialista”, además de advertir a toda la gente que, el Comité Ejecutivo Nacional era el que tenía la última palabra, se permitió el descaro de anticipar cuál sería el resultado final de la votación… y ¿Será casualidad?, acertó plenamente.

Ni que decir tiene que, conté que traté de impugnar la votación y el resultado, y presenté recurso ante el Comité Electoral (que es coincidente con el Comité de “Garantías”) y no se me hizo ni puñetero caso, y que quienes se adhirieron a mi recurso de impugnación, los acabaron expulsando, sin expediente disciplinario de clase alguna, pasándose por la entrepierna lo que determinan los estatutos de VOX…

Como es de suponer, le conté a mi entrevistadora que, cuando todo esto sucedió, acabé marchándome de VOX.

Aproveché, igualmente, para narrar que meses antes del “proceso electoral” para elegir el Comité Ejecutivo Provincial de VOX en Badajoz, fui apercibido, coaccionado, amenazado de expediente disciplinario y expulsión si seguía pasándole información al diario digital “La Tribuna de Cartagena”, acerca de la trama corrupta del PP en el Ayuntamiento de Badajoz, organizada durante décadas para financiarse ilegal y fraudulentamente, simulando accidentes contra el mobiliario urbano, setos, jardines, farolas, semáforos… obviamente, la única conclusión posible es que el modus operandi utilizado en Badajoz, debe estar siendo utilizado en muchos más lugares de España, y es de suponer que está salpicada, implicada mucha gente que actualmente está en VOX, o mantiene doble afiliación, e incluso algunos dirigentes de VOX, sean nacionales o provinciales… No cabe otra explicación posible, que justifique que intentaran por todos los medios que “La Tribuna de Cartagena” dejara de divulgar la corrupción del PP en la provincia de Badajoz.

También hablé de cómo los dirigentes de VOX se hicieron el longuis cuando les propuse que se hiciera campaña (desde la primavera de 2017, ¡ojo!) para forzar al gobierno de Rajoy a aplicar el artículo 116 de la Constitución, respecto de decretar el estado de Alarma, o Excepción, o de Sitio, para parar el intento secesionista… Tras insistirles hasta aburrir, durante meses, el Comité Ejecutivo Nacional de VOX acabó censurando el texto que yo les propuse, y en el texto que se acabó enviando a alrededor de 4000 ayuntamientos españoles, a través de las Delegaciones del Gobierno en las diversas regiones españolas, solo hicieron mención al 155, casi de manera idéntica a la forma light en que lo acabó aplicando Rajoy… Yo coordiné la entrega del texto en las diversas Delegaciones del Gobierno de las 17 “comunidades autónomas”, junto con Alicia Rubio (vicepresidenta del CEN, de “movilización”) y ¡apenas se entregó en la mitad de España!… y, no se olvide que la entrega se realizó durante las dos semanas previas al 27 de octubre del año pasado… Lo cual, entre otras cosas, demuestra (aparte de su complicidad con el PARTIDO POPULAR) que la implantación de VOX en el territorio nacional, español, era entonces escasísima… y ya hablaban Abascal y compañía, de que VOX poseía alrededor de 5000 afiliados…

Y… salvo que me haya olvidado de algo, más o menos por ahí fue la larga conversación que tuve con ETB…

¡Ah, sí, olvidaba decir que también hablé de que algunos dirigentes de VOX tratan de tocar el corazón de la gente, presentándose como víctimas de la organización terrorista vasca, ETA, como si es que tal cosa los hiciera más nobles, o mejores persona!

 Lo cual me parece penoso, patético…

Carlos Aurelio Caldito Aunión.

Copyright © 2019 La Tribuna de Extremadura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *